camara,

Hackers podrían instalar malware en tu cámara DSLR

Investigadores en seguridad informática descubrieron que las cámaras réflex digitales (DSLR) pueden ser vulnerables para los hackers.

Un estudio reciente mostró que una cámara réflex digital (DSLR por sus siglas en inglés) podría ser infectada con un virus que podría robar los archivos del dueño. El virus es conocido como ransomware, y ya ha sido usado para hackear otros dispositivos como PCs.

El estudio fue realizado por Check Point Software Technologies y publicaron un estudio en el que detallan la manera en que puede instalarse un ransomware en una cámara réflex digital. Según los autores del estudio una cámara es más fácil de infectar de lo que se piensa. Esto se debe a que la manera en que los archivos fotográficos son transferidos no requiere de ninguna autenticación, y por ello es fácil instalar un virus sin que el usuario se dé cuenta. Además el malware podría transmitirse por medio de Bluetooth y WiFi.

En un video los autores del estudio muestran cómo podría ser infectada una Canon EOS 80D por medio de WiFi. Lo único que tienen que hacer es asegurarse de encriptar el malware instalado en la cámara DSLR para que el usuario no pueda tener acceso a ellos, y para que no pueda eliminarlos.

Asimismo el estudio señala que las cámaras digitales son un blanco vulnerable a los ataques informáticos, pues contienen archivos personales a los que no nos gustaría que cualquiera tuviera acceso.

El malware que podría ser instalado en las cámaras DSLR es conocido como ransomware y funciona ocultando archivos del usuario para que no pueda acceder a ellos. A cambio de liberar los archivos los hackers solicitan cantidades de dinero, usualmente pequeñas. Pero el ransomware también podría bloquear por completo el dispositivo inhabilitando su uso, y solicitando un pago para hacerlo útil de nuevo.

Canon publicó un comunicado en el que menciona que ya ha desarrollado un parche. A su vez da algunas recomendaciones de seguridad para los dueños de cámaras DSLR, entre las que se encuentran:

  • Evitar conectar la cámara a redes WiFi inseguras, como una red pública.
  • Apagar las conexiones WiFi y Bluetooth cuando no sean usadas.
  • Evitar conectar la cámara a dispositivos que podrían estar infectados con el virus.

Fuente: The Verge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *